Desde el blog

Preparación de enraizantes naturales para propagar plantas –



13 Marzo 2019

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado con información proveniente de www.ecoinventos.com y www.agrohuerto.com la cual fue revisada y reeditada por PortalFrutícola.com 

Muchas veces nos ha pasado que hemos estado visitando a un amigo y ha tenido una planta que nos ha gustado mucho y la hemos querido esquejar para tenerla en nuestro jardín. Existe una forma de poder realizarlo con un enraizante natural con lentejas, de forma sencilla y con un gran porcentaje de éxito.

Hoy vamos a ver cómo podemos hacer que esos esquejes que ponemos en macetas, semilleros o en botellas de agua, nos enraízan mucho mejor sin tener que comprar ningún producto químico y sobre todo pudiendo ahorrar dinero haciéndolo de una forma sencilla y rápida.

Cuántas veces hemos oído decir que junto a un esqueje, siempre se sembraban una o dos lentejas para que tuviera éxito. La explicación se debe a las auxinas, que son un elemento clave para estimular el crecimiento de las raíces, ya que son unas fitohormonas muy interesantes en este aspecto.

Si tienes problemas de que no germinan bien las lentejas, lo que puedes hacer es mantenerlas en el agua durante 8 horas y posteriormente retirar esa agua y dejar las lentejas húmedas para guardarlas con ese agua con la que iremos humedeciendolas todos los días.

5 Enraizantes naturales que puedes hacer tu mismo

Los enraizantes, hormonas de crecimiento o bioestimulantes, se utilizan en agricultura para ayudar al crecimiento de las raíces principales y desarrollar mayor número de raíces secundarias. Es un producto muy utilizado sobre todo cuando se van a plantar esquejes, ya sean leñosos o herbáceos. Es esencial que la planta desarrolle un sistema radicular fuerte y sano, tanto para su sujeción como para la absorción de nutrientes.

Tradicionalmente se han utilizado enraizantes químicos, pero actualmente se ha descubierto que hay plantas que los producen de manera natural.

Foto: www.gardenfundamentals.com

A continuación explicamos cómo hacer tus propios enraizantes naturales de:

Café: El café tiene muchísimas utilidades, y una de ellas es que es buen ayudante a la hora de enraizar. Se hace llevando a ebullición los granos de café ( también se puede hacer con café molido). Aproximadamente se utiliza un puñado de café por medio litro de agua para que no quede muy concentrado, se cuela para retirar los restos y se deja enfriar. El esqueje se deja reposar durante un rato en este líquido de café.

Canela: Este enraizante es uno de los más sencillos y rápidos de hacer. En un litro de agua se añaden 3 cucharadas de canela y se deja reposar toda la noche. También se pueden añadir cáscaras de zanahoria que tengan alguna raíz; por último al día siguiente se filtra y ya estaría preparado.

Semillas de soja o trigo: Las semillas en general tienen buenas propiedades y durante la germinación generan hormonas para enraizar, por lo que son muy útiles para nuestro cometido. Para hacer el enraizante, hay que dejar las semillas reposar en agua unas 3 horas, se escurren, pero esta agua se reserva en el refrigerador, después se trituran con agua nueva, y se filtra esta especie de papilla. Finalmente, lo que obtengamos lo mezclamos con el agua que teníamos reservada en el refrigerador.

Sauce: El sauce es una especie con numerosas propiedades entre ellas que enraíza muy bien y en poco tiempo. Se necesitan unas ramitas de sauce con corteza, éstas se lavan y se dejan en un recipiente con agua durante unas 3-4 semanas. A continuación, el agua se mete en el refrigerador y sólo las ramas se hierven en agua durante unos minutos. Esto se filtra, y se deja enfriar a temperatura ambiente. Una vez esté totalmente frío, se le añade al agua que habíamos dejado en el refrigerador y ya está listo para usar.

Lentejas: Este es uno de los más conocidos y utilizados, las lentejas son semillas, por lo que durante su germinación generan las hormonas de las que hemos hablado anteriormente, por ello podemos aprovechar sus propiedades. Para la elaboración hay que dejar reposar las lentejas en agua durante unas 5 horas, algunas quizás germinen, a continuación se bate todo junto -el agua y las lentejas- para continuar se cuela o se filtra. Se le puede añadir un poco de agua para que no quede tan concentrado y se rocía por la zona del esqueje que es necesario tratar.

Actualmente, existen en el mercado enraizantes aptos para la agricultura ecológica, se presentan en formato de polvo o líquido.

Por eso si haces tu mismo los enraizantes naturales te beneficiarás de todas estas ventajas:

1- Son 100% ecológicos.
2- No se tarda mucho tiempo en elaborarlos.
3- Son muy económicos.
4- Los ingredientes para su elaboración se encuentran muy fácilmente.
5- Los desperdicios de la elaboración pueden ser usados para compost.

Los únicos inconvenientes que pueden presentar estos enraizantes naturales son básicamente dos: el primero que tarden algo más en hacer efecto que uno convencional y en segundo lugar que duran aproximadamente 4 días en el refrigerador, después pierden todas sus propiedades.

Todos estos enraizantes los podemos utilizar para cultivos que recrecen; o bien se les añade al agua de la primera fase, o en el momento del trasplante se pueden rociar en las raíces. El momento ideal para aplicarlo es en el esqueje antes de plantarlo, se debe repartir bien por toda la base del esqueje, dejar que lo absorba durante unos minutos y a continuación plantarlo.

Fuente: www.ecoinventos.com, www.agrohuerto.com

Foto de portada: mindyourdirt.com


_

Deja tu comentario

comentarios